Este sitio sitio web hace uso de cookies.

La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Saber más

Acepto

 iconofacebook iconotwitter1 iconoyoutube iconovimeo

WhatsApp Image 2019 04 08 at 13.04.38En un día tan señalado como este 7 de abril, en el que la gran familia lasaliana celebraba gozosa el 300 Aniversario de la muerte del fundador de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, San Juan Bautista de La Salle, el centro Arlep acogía una eucaristía especial, retransmitida por Radio Nacional de España, y que presidía el Cardenal-Arzobispo de la Diócesis de Madrid, Carlos Osoro. La eucaristía sirvió para recordar la figura y legado de De La Salle en un año dedicado a las vocaciones.

Esta es la presentación a los oyentes:

"El 7 de abril de 1719 (hace hoy trescientos años) murió en Ruan (Francia), en olor de santidad, un sacerdote nacido en Reims en 1651, que fundó una institución formada exclusivamente por laicos, que vivían en comunidad y que consagraban su vida al servicio educativo de los niños, con preferencia los más pobres. El grupo estaba formado por unos 120 maestros, que se llamaban Hermanos y que dirigían 26 escuelas para niños.

El sacerdote se llamaba Juan Bautista de La Salle y había nacido en el seno de una familia acomodada de la ciudad de Reims. Desde pequeño se sintió llamado al sacerdocio, pero la Providencia cambió totalmente su vida. Impresionado por la situación de abandono de los niños pobres de su época, reunió a un grupo de maestros, que –viviendo en comunidad—se comprometieron en la educación humana y cristiana de aquellos niños. El grupo se llamó los “Hermanos de las Escuelas Cristianas”, conocido ya desde entonces como Hermanos de La Salle. En el momento de su muerte el 7 de abril de 1719, Viernes Santo, Juan Bautista de La Salle dijo sus últimas palabras a los que le acompañaban: “Adoro en todo la voluntad de Dios para conmigo”. Fue canonizado por el Papa León XIII el año 1900 y el Papa Pío XII le proclamó patrono de los educadores cristianos en 1950. 

A lo largo de más de 300 años los Hermanos y muchos colaboradores seglares han llevado adelante escuelas, centros de formación, universidades, centros de enseñanza no reglada, centros de menores, centros de acogida y cualquier obra de índole educativa. Son Centros abiertos a todos, con preferencia por los más necesitados. Son Escuelas con el objetivo de formar buenos ciudada- nos y buenos cristianos, que estén al servicio de la sociedad y de la Iglesia.

Actualmente la Institución se extiende por ochenta naciones de los cinco continentes y educa a más de un millón de alumnos en sus 1083 centros educati- vos, atendidos por más de noventa mil educadores (de ellos, 3695 Hermanos de La Salle). Su lema es “Fe, fraternidad y servicio”, y en sus aulas hay niños y jóvenes de todas las culturas, razas, medios económicos y religiones.

En España y Portugal hay obras educativas en casi todas las Comunidades autónomas: 116 centros donde se educan más de ochenta mil alumnos y alumnas y donde trabajan seis mil educadores con unos 600 Hermanos de La Salle".

 

 
 
Template Settings
Select color sample for all parameters
Red Green Blue Gray
Background Color
Text Color
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Scroll to top